Lo que deseo

Lo que deseo es el oleaje de tu nombre estrellándose violentamente en mi paladar, la subdérmica suspecha de tu goce airado e indómito, mi lengua en tus muslos bailando un tango seductor y esencialmente triste. La hegemonía del olvido en la perdición absoluta. Lo que deseo son mis dedos acariciando tu vientre y tu raja mientras tú cierras los ojos soñando con hombres que drogan … Continúa leyendo Lo que deseo

Atardecer

Atardecer a tu lado, es mi deseo, respirando el perfume de tus cabellos. A tu espalda, abrazándote; besándote la las líneas infinitas. Sentirte desnuda y caliente, oasis de goce, múltiple espejo que refleja su instinto en cada célula. Libre. Sentirte. El sol todavía no se oculta y yo ya te anhelo, amándote, siguiendo el rastro que tu aroma deja, claro perfume de madrugada que dejas … Continúa leyendo Atardecer

M

Atraviesas la puerta, caminas hacia la cama con la arrogancia de quién se sabe Diosa, espíritu libertario, pequeña jacaranda. Comienzas a besarme, los besos son rítmicos, el sueño de una melodía secreta. Te sé entregada, arrojas tus pechos con lujuria y la punta de tus pezones toca mi cara. Entonces te busco con mi lengua, en infinitos laberintos, por tus pechos todavía de niña y … Continúa leyendo M

El llamado de la hembra

El llamado de la hembra en celo, el rito como holograma de nulidad. Cogemos para desaparecer, para anularnos en la explosión ditirámbica del orgasmo. Sabiduría de un universo que lentamente se desfragmenta, así voy quitando tu ropa hasta encontrar tu ser denudo y caliente, caos puro, entropía de condensaciones subliminadas al vacío. Es coágulo de esperma el corazón, mutante ónix cuando el metal se condensa. … Continúa leyendo El llamado de la hembra