El llamado de la hembra

El llamado de la hembra en celo, el rito como holograma de nulidad. Cogemos para desaparecer, para anularnos en la explosión ditirámbica del orgasmo. Sabiduría de un universo que lentamente se desfragmenta, así voy quitando tu ropa hasta encontrar tu ser denudo y caliente, caos puro, entropía de condensaciones subliminadas al vacío. Es coágulo de esperma el corazón, mutante ónix cuando el metal se condensa. … Continúa leyendo El llamado de la hembra

La gabardina

Traes una gabardina; debajo, como un secreto divino, unas bragas negras con ligueros que sólo hacen más delirantes tus piernas largas. La vida entonces, como la fotografía tomada a la sombra del silencio, es buena, profunda y diferente. Yo sabría después que tus uñas están pintadas de rojo, el movimiento de tus tacones me estremece hasta las entrañas más recónditas. Abres las piernas y te … Continúa leyendo La gabardina

De madrugada

Te escribo de madrugada, acaso para que mis palabras parezcan más producto del ensueño que del delirio. Escribo tocando puertas, asomándome como un niño travieso a través de las ventanas de tu alma. Como un secreto, para conservar lo sagrado. Entonces el corazón es otro de los tantos artilugios de la memoria. Secreto, dije, no con la altanería clásica del que se engaña a sí … Continúa leyendo De madrugada

Destinos fracturados

Hemos atravesado el delirio, los sortilegios de satanás, la espuma de los días, la madrugada envenenada. Hemos sobrevivido a insomnios, a insulsas patrias de polvo, a amores podridos, a cielos quemados al grito y el baile de la indecencia. Hemos atravesado playas vacías, desiertos que son laberinto y poema, edificios con alma de piedra, callejones de mala muerte y buena vida. Hemos sobrevivido al mezcal … Continúa leyendo Destinos fracturados