Eres el templo

wegener08
by Gerda Wegener

Eres el templo
al que mi juventud guarda tributo,
tu imagen basta para borrar el frío
y entonces la flor canta sus pétalos
en el suspiro nocturno del amor.

En ti encuentro la muerte ensoñadora,
la vida desbordada de espumas silvestres,
eres la resina tibia de mis palabras,
el holograma sublime de mi alma.
Y entonces eres flor, amor,
abriéndose a mis dedos, polen sagrado,
onirismo espeso en mis venas que te aman.

Eres el tótem
y habito en tus piernas de niña dulce,
extendiendo mis dominios hacia ti,
ciudad de ángeles desnudos,
piel de rocío en las hojas del árbol de la vida.
Soy como un universo lamiendo tu entrepierna
en la catástrofe del silencio,
subiendo como enredadera por tu espina dorsal
en la recapitulación del poema.

Siento tu río de agua clara,
en un sueño,
dibujando mi epitafio,
cuando las nubes desfilan en un tango
y yo te tengo y no,
fantasma erótico de lluvia de jazmines.
Eres el naufragio
de la raíz del diamante
húmedo en delirantes capullos silvestres
cuando te acuestas en mi alma
y abres tus piernas
permitiéndome contemplar el milagro
de la superioridad sobre cualquier dios.

Eres el deseo
y yo el poeta que desea rechinar tus caderas,
que busca sacar música a los rincones hipnóticos de tu cosmos.
Enraízame en tu lengua de reptil herido,
en tus letras de poetisa noctívaga.
Hazme parte de tu insomnio
de vocablos de humo zigzagueante
cuando tu mano en tu entrepierna
(tenazas guerreras de metafísica excitación)
evocan mitologías fálicas,
siente mi lanza astillada de estrellas
en un cuarto de espejos rotos
de una lucidez desbordada.

Eres la arquitectura
de un helénico incendio genealógico,
preñada de suspiros monolíticos
con los labios beligerantes del pecado
en la bruma paroxística de tu liviandad.

Eres la ofrenda,
la danza y el sacrificio,
la metamorfosis de la oscuridad
cuando te encuentro en fuga,
en callejones sin luz
donde levando tu falda
y te penetro de fábulas y conjuros;
entonces contemplo tu belleza
como quien contempla una obra artística
y caigo a tus pies
con las alabanzas apretadas en la lengua.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s