Vengo a llevarme

179
Pintura de Salvador Dalí

Vengo a llevarme la espuma de tus versos,
la luz, el brío,
el silencio que espera al amparo de la música.
Vengo a robarte un suspiro,
la letra de alguna canción,
el abismo de la palabra, la ensoñación violenta.
Vengo a llevarme tu humedad de selva discreta,
tu calor de lila incendiada
bajo el iridiscente destello de la mirada.

[Saberte en el eterno retorno de mis deseos.
Saberte en el etéreo rastro de la levedad.
Furiosa y abierta en la embriaguez del éxtasis.
Autárquica en la dirección de tus pulsiones].

[Saberte sueño imposible en mis venas.
Saberte cercana en el don de la palabra
delirante bajo el cobijo del callejón desierto.
Saberte tuya, sobretodo.]
Vengo a llevarme la hermosa nostalgia de la distancia,
el poemario escrito por Saturno,
las lunas que nacen de tu pecho.
Vengo a robarme tu palpitar de luciérnagas
(dije luciérnagas
como quien dice puntos luminosos en el Universo,
pecas de Dios, abismos de luz, tertulia de vuelos.)

Vengo a llevarme tu sonrisa
(dije sonrisa como quien dice alma, río,
movimiento telúrico, cosquillas en la entrepierna,
oasis de desahuciados,
religión de poetas, ciudad sagrada.)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s