Himno caníbal

Estoy en mi cuartito de estudiante viendo las gotas del café en la cafetera. Se aferran a la superficie cálida, no les importa evaporarse con tal de sentir un poco de calor. Lo observo mientras escucho el himno caníbal de Nick Cave. He sido insensato y no me importa. He caminado por la navaja de la locura. Las explicaciones sencillas no existen. Le diré al juez que soy un soñador. La melancolía es como una niebla delgada que se posa en mis manos mientras escriben. Estoy en mi cuartito de estudiante ¿el del pasado? ¿el del futuro? El tiempo es un remolino estúpido, una alucinación absurda de la distancia. ¿Ella a cuántos besos de distancia? El amor se va muriendo como esas plantas que se pudren si constantemente les arrojas alcohol en el tallo. Eso lo sé. No vuelvas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s