Para no hablar de ti

wangechi_mutu_indurated1
by Wangechi Mutu

Para no hablar de ti hablo de las obras oscuras de Francisco de Goya, de los caprichos de los grandes artistas, de las obras llenas de belleza y misticismo. Hablo de la sordera de Beethoven, la mutilación de Van Gogh, de los pactos satánicos de Paganini. Digo Ciudad de Dios, o incluso digo Infierno y me pongo muy serio como meditando sobre la obra de Santo Tomás y de Dante Aligheri. Para no hablar de tus senos hablo de Uma Thurman en Pulp Fiction o de Juliette Lewis en Natural Born Killers; hablo de noches de invierno y de nieve sobre cerezos rojos. Hablo de la segunda guerra mundial y del parlamento francés. Para no hablar de tus piernas hablo del Santo Sepulcro, del Bodh Gaya, del Fe bahá’í, del Uttar Pradesh, del Kodesh Hakodashim. Hablo sobre lagos y lagunas de México y la India. Hablo de flores, digo, por ejemplo, nenúfares, orquídeas, tulipanes. Uso palabras como caos o apapacho o ensoñación o luciérnaga. Para no hablar de ti hablo de filosofía, de música, de literatura; digo Vigilar y Castigar, y pienso en tus nalgas hinchadas; digo Dialéctica del amo y el esclavo y pienso en mi mano debajo de tu falda. Para no mencionar la curva de tu espalda hablo del jardín de las delicias, de los pequeños poemas en prosa, de los cantos de Maldoror. Para no hablar del fuego de tu alma, menciono a Heráclito, a Nietzsche y a Gombrowicz. Hablo de lugares sagrados y de lugares paganos a un tiempo; como si el Ganges se uniera con el Usumacinta para darme a beber una misma agua.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s