Tu boca

Tu boca será el templo
al que yo le rezaré besos.
Tus ojos un disparo de eternidad
en medio de la memoria,
una tormenta de sueños.
Tu cuello será el hogar
donde descansarán mi lengua
y mis dientes afilados de amor.
Tu alma, al lado de tu tráquea,
sabrá cantar un jazz
bajo esta lluvia de etérea pasión.
Tus hombros serán el verso
que aromatice de primaveras mis ojos.
Tus pechos una metáfora de leche
y miel,
un teatro de irrealidades deliciosas,
la seducción mitológica de las sirenas.
Tu vientre será un espectaculo,
una obra de arte que se representa a sí misma,
un performance de contracciones.
Tu espíritu, cerca de tu pubis,
es una pintura abstracta,
un surrealista suspiro que embriaga.
Tu vagina será la comunión,
el río del que quiero beber ángeles,
la hoguera donde quiero volverme ceniza.
Tus piernas un alocado baile de luz,
agua bendita para mi religión.
Yo sólo seré ese que te espera,
al final del callejón más oscuro,
para enseñarte a pecar.

2011

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s