Agua

Este día quiero ser agua,
que tú seas agua,
imitándonos, jugando en la garganta de Dios
como si fuéramos palabras divinas y luego vapor,
incluso hielo en las manos del pecado.
Este día quiero deslizarme
hacia ti, adentro tuyo,
tibiarme en tus labios y en tu sexo.
Este día quiero que te deslices
hacia mí, adentro mío,
que acaricies mi corazón y mi sexo.
Este día quiero ser agua,
que tú seas agua,
enjuagándonos,
evaporándonos en el alma del tiempo,
solificándonos sobre la boca del instante,
condensándonos en un delirio de lujuria,
una cajita de cristal
para guardar nuestra huella
cuando somos agua.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s