Aves ebrias

Aves ebrias de amor se infiltran por el hilo de los pensamientos. Caemos en picada al ocaso de la nada. Dulces, como el suicidio, cantamos nuestro abandono. El eco acaso de lo indeterminado. Aborrezco las palabras no dichas y las emociones no sentidas; esa ausencia, esos fantasmas, sin embargo, terapéuticos. Dime si la noche se embelesa bajo tu falda, su las nubes son tormentas de … Continúa leyendo Aves ebrias

Paréntesis

(Los labios: a veces los labios, suspiro de ángel delineando contornos, vaho de sueños que se inyecta directamente al corazón; flujo estelar. La mirada: Universo dentro del ojo –el amor-, mundo dentro del ojo, ojo dentro del ojo; la imagen cayendo como una hoja de otoño dentro de la pupila; vals de fractales sinfónicos que anidan en circunferencias insospechadas; también el canto, aquel eco de … Continúa leyendo Paréntesis

Carta a M

M, Han pasado muchos años desde aquel verano en que enloquecimos por un mismo sueño. Hoy es tu cumpleaños y por eso he pensado en ti, aunque tú probablemente nunca te acuerdes de mí. Tú ya estás casada, ¿tienes hijos? Yo estoy próximo a casarme. Tu esposo es un carnicero y siempre dije, como quien dice las cosas despechado, que cambiaste poesía por carne. E … Continúa leyendo Carta a M

Decir

Decir que los sueños son una enredadera de luces, que tu boca es la divina providencia, que en tus piernas pierdo la razón y, por lo mismo, el miedo. Decir que tu cuerpo es un manto de orquídeas, la resurrección de todo delirio de toda época. Decir como quien fornica. Fornicar como quien dice, tu sensualidad, tu humedad, mis dedos entre tus piernas, mis dientes … Continúa leyendo Decir